16135

Id:16135

Nicolás Tolentino y las animas
Figueroa, Gaspar de
Fecha: 1656
Download

5.633069
-73.323441
5.632386
-73.321381

Nicolás Tolentino y las animas
Figueroa, Gaspar de
1637-1658
Pintor colonial, nacido en Mariquita, ca. 1594, muerto en Santafé de Bogotá, el 12 de diciembre de 1658. Hijo del pintor sevillano Baltasar de Figueroa "el Viejo" y de Catalina Saucedo, Gaspar de Figueroa se formó en el taller que fundó su padre en Turmequé, y que luego trasladó a Mariquita. Activo desde 1637, Figueroa se estableció en Santafé en su propio taller; además, ocupó el cargo de alférez de milicias en Santafé de Bogotá. Puede considerársele como el iniciador del género del retrato en la Nueva Granada, el cual ejerció simultánea y conjuntamente con el de los temas religiosos. FUENTE: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/biografias/gaspar-de-figueroa
No
01 Óleo sobre tela
Museo Nacional de Colombia. Historia e imágenes. Los agustinos en Colombia, 400 años. Bogotá: Museo Nacional, 2002.

Iglesia de Cómbita
Colombia
Cómbita
Colombia
Cómbita
Local

Santos
Santos Masculinos
Santos de órdenes y tradiciones
Santos Agustinos
Nicolás Tolentino

Representación de tema religioso en formato vertical. En la obra son perceptibles seis planos. En primer lugar, en la parte inferior-derecha, un hombre de cuerpo entero, de pie, de espaldas al espectador, mirada dirigida hacia arriba. Lleva cabello largo, barba oscura, ojos negros y frente amplia; además viste un traje largo oscuro que cubre la totalidad de su cuerpo. En este mismo plano y en el suelo, que se compone de una alfombra con estampados de flores, un sombrero blanco. En segundo lugar, diagonal a éste un religioso arrodillado, con sus manos juntas en el pecho, mirada dirigida hacia arriba. Posee una túnica blanca, encima de la cual se destaca un manto blanco con pequeños estampados bordeados, además, por una pequeña tela de color rojo. Detrás de éste, un niño de estatura medida, cabello largo, tez morena, semiperfil izquierdo, mirada dirigida al espectador. Viste un traje posiblemente indígena de color amarillo y negro, con sus pies descalzos. Lo acompaña un segundo personaje, de cuerpo entero, de rodillas, mirada hacia adelante; quien tiene cabello corto, ojos negros, labios rojos y tez blanca. Viste una túnica negra encima de la que se proyecta una sotana blanca, con la que además cubre sus manos que sostienen un candelero con una vela encendida. En tercer lugar, al lado superior-derecho, un altar en donde se observan varios objetos: dos velas encendidas, un pájaro encima de un plato, un libro abierto, una copa y el rostro de Jesús. Asimismo, se encuentra un hombre de pie, cuerpo entero, semidesnudo, con sus manos extendidas a la altura del pecho. Tiene cabello largo, barba oscura, ojos negros, labios rosados y frente amplia. Sobre su cabeza está una corona de espinas y pequeños rayos de luz que forman un círculo. De las palmas de sus manos, costado derecho y frente caen pequeñas gotas de sangre. A sus espaldas se halla una cruz de madera con una lanza, una estopa y una escalera, símbolos del martirio de Cristo; al igual que una columna gris medida con un lazo blanco a su alrededor. En este mismo plano, de pie, cuerpo entero, semiperfil izquierdo, un religioso con la misma vestimenta que el primero; a su lado, otro religioso de rodillas y un joven con un candelero encendido en sus manos, con la mirada fija en el espectador. En el centro de estos personajes, está ubicado un candelero con una vela encendida en el parte superior. En cuarto lugar, dos hombres de cuerpo entero, de pie, cabello corto, frente amplia y mirada proyectada hacia abajo. Uno de ellos sostiene en sus manos un incensario, mientras el otro una bandeja con dos copas, en una de las cuales se entrevé la cabeza de un pájaro. En quinto lugar, se detallan los rostros de tres indígenas y de dos religiosas, los cuales están observando las actividades que realizan los distintos religiosos. En sexto lugar y como fondo de la representación, siete individuos desnudos rodeados de grandes llamas de fuego que parecen estar consumiéndolos. Entre éstos se destacan tanto hombres como mujeres de distintas edades. Las mujeres tienen cabello largo, ojos negros y labios rojos; mientras los hombres poseen cabello corto, barba oscura (algunos), frente amplia y mirada dirigida hacia arriba. Un hombre y una mujer tienen en su mano una cuerda que sostienen dos ángeles que están en este mismo plano, quienes intentan salvarlos de las llamas. En séptimo lugar, en la parte superior, una mujer de cuerpo entero, sedante, semiperfil derecho, mirada dirigida hacia arriba; vistiendo un traje rosado, un manto rojo y un velo blanco. Tiene sus manos juntas en el pecho y su mirada proyectada hacia arriba. En el centro, un hombre de edad entre una nube blanca, con las manos extendidas sosteniendo una esfera de color azul; debajo de éste una paloma con sus alas extendidas en acción de vuelo. Al frente un ángel mostrando a una mujer de cuerpo entero, desnuda, arrodillada, pidiendo perdón.
María Cristina Pérez

Altar
Ángeles
Caliz
Dios
Jesús
Monjes
Santo
Celeste / Terrestre
Historia de vida de santos
Indígenas
Inscripción
Martirologio, santoral/Flos sanctorum
Altar
Ángeles
Aves
Cáliz
Cielo
Dios
Jesús
Libro
Edad: adulto
Escena: simple
Género Masculino/femenino
Personaje individual
Personajes: sagrados y profanos
Presencia: animales
Presencia: niños


La cultura barroca es gestual. El gesto complementaba la comunicación visual con gestos de oralidad, de modo que las pinturas “hablaban”. La siguiente información trata de reconstruir la cultura gestual quirológica y quironómica a partir de los tratados y de las frecuencias gestuales en la pintura colonial.

21 qn1 19 5720 copia 21 QN1 19 Imensitatem aperit - Inmensidad o infinitud de las cosas, el espacio o la divinidad
08 ql1 2 972 2 08 QL1 2 oro - Rogar, súplica, misericordia
23a brazo cruzado 23A brazos cruzados
24 qn1 24 11251 22a QN1 24 Benedictione dimmittit - Bendición pública
2587 anonimo hombre sanchez navarro s.xviii mx copia 00 Objetos en las manos
Ql1 3 7688 copia 09 QL1 3 Ploro (lloro) - Dolobit : Condolerse, pena, dolor
4406 06 Posición: Otros tipos
4729 anonimo catalina flagelandose xviii ar copia 03 Posición: Arrodillado
0862 anonimo sor ana mar%c3%83%c2%ada de san francisco y neve xviii mx copia 01 Posición: de Pie
N/A
N/A
N/A
Nicolas de Tolentino
1306-01-01
N/A
1447-01-01
No

Religioso de la orden de san Agustín que nació en san Ángelo, de la ciudad de Fermo, que es la provincia de Marca de Ancona. Sus padres, Campañano y Amatha, pidieron con gran devoción al obispo san Nicolás que les permitiera concebir un hijo prometiéndole visitar su cuerpo en la ciudad de Bari, en el Reino de Nápoles. En su visita se les aparece el santo y les comunica que tendrán un hijo barón al que pondrán por nombre Nicolás, por haber logrado tal beneficio. Así, Amatha meses después dio luz a un hijo al que llamo Nicolás, quien desde muy pequeño estuvo inclinado al servicio de Dios: rezaba y asistía constantemente a la celebración religiosa de la misa. Sin embargo, sentía inconformidad por la vida que llevaba y decide tomar el hábito en el monasterio de san Agustín, en la ciudad de Tolentino; en donde realizaba los días lunes, miércoles y viernes ayuno no consumiendo: carne, huevos, peces y leche. Tenía gran devoción hacia san Nicolás de Mira, a quien imitaba constantemente y seguía fielmente sus enseñanzas, flagelando su cuerpo con gruesas cadenas que rompían su piel y durmiendo en una cama dura para poder hacer mayor penitencia; siendo tentado por el demonio con el objetivo de desviarlo de su devoción y amor hacia Dios. Según la tradición, seis meses antes de su muerte un coro de ángeles se poso cada noche sobre el santo que muere en el año 1306.

Atras Edit Delete