16197

Id:16197

Agustín Orante
01 Anónimo,
Fecha:
Download

5.528511
-73.355713
5.517575
-73.355713

Agustín Orante
01 Anónimo,
Autoría desconocida.
No
01 Óleo sobre tela
MATEUS CORTES, Gustavo. Tesoros de Tunja. El arte de los siglos XVI-XVII-XVIII. Bogotá: Litografía Arco, 1989.

Iglesia Santa Clara la Real
Colombia
Tunja
N/A
N/A
N/A

Santos
Santos Masculinos
Santos de Iglesia Primitiva
Padres de la Iglesia
Agustín

Representación religiosa en formato vertical de San Agustín. El santo se encuentra de rodillas sobre un cojín rojo, cuerpo entero, semiperfil izquierdo, mirada dirigida hacia arriba. Tiene una túnica negra, un manto rojo con estampados dorados, una cruz en el cuello y las manos extendidas hacia arriba. Posee los ojos negros, los labios rojos, las mejillas rosadas y la frente amplia. A su lado, parte derecha, una mesa con un birrete episcopal y un crucifijo. En la parte superior, un conjunto de nubes en las que se encuentran sedantes el Padre y el Hijo observando la escena. El Padre tiene un traje verde y un manto blanco, mientras el Hijo un vestido oscuro y un manto rojo. Entre ambos personajes sobresale una luz que se dirige sobre el santo. En un segundo plano y como fondo de la representación, un balcón a través del cual se observa el cielo gris.
María Cristina Pérez

Altar
Obispo
Santo
Trinidad
Celeste / Terrestre
Historia de vida de santos
N/A
Inscripción
Martirologio, santoral/Flos sanctorum
Altar
Mitra
Nimbo de luz
Trinidad


La cultura barroca es gestual. El gesto complementaba la comunicación visual con gestos de oralidad, de modo que las pinturas “hablaban”. La siguiente información trata de reconstruir la cultura gestual quirológica y quironómica a partir de los tratados y de las frecuencias gestuales en la pintura colonial.

20 qn1 15 8146 copia 20 QN1 15 Antithesis exornat - Disponibilidad a la adversidad
2587 anonimo hombre sanchez navarro s.xviii mx copia 00 Objetos en las manos
3434 jos%c3%83%c2%a9 joaqu%c3%83%c2%adn mag%c3%83%c2%b3n  de espa%c3%83%c2%b1ol y castiza  nace espa%c3%83%c2%b1ola 02 Posición: Sentado
N/A
N/A
N/A
Agustín
0430-01-01
N/A
N/A
No

Nació en Tagaste, cerca de Hipona (Bona- África), el 13 de noviembre de 354, sus padres se llamaban Patricio y Mónica. Desde muy pequeño comienza sus estudios de la lengua latina y griega, teniendo mayor afinidad por la primera que estudió en ciudades como: Tagaste, Madauro y Cartago; no obstante, llevaba una vida desordenada, llena de vicios y malas costumbres, en poca correspondencia con lo que dictaba la moral cristiana de la época. Aproximadamente a los treinta años se dirige a Milán para ocuparse de la cátedra de retórica, en donde conoce a Simpliciano (monje) y a San Ambrosio. El episodio de su conversión tiene lugar en Milán en el 387, tumbado bajo una higuera en el jardín escucha la vos de un niño que le dice: “Tolle, lege” (Toma y lee). Al abrir al azar el libro de las Epístolas de San Pablo que llevaba consigo, lee los versículos 12 y 14 del capítulo 8 de la Epístola de los Romanos: “No viváis en la inmoralidad y en la impureza, sino revestidos de Nuestro Señor Jesucristo”. Se prepara inmediatamente para recibir el bautismo de la mano de San Ambrosio la noche de pascua (sábado) del año 387, con sus amigos Evodio, Adeodato y Alipio. Posteriormente, San Agustín parte con algunos de sus amigos y su madre, quien lo acompañó durante todos sus viajes, hacia África. En el camino de regreso muere su madre en Ostia, por lo que Agustín regresa sólo a su patria convirtiéndose en sacerdote en el año 391 y en obispo de Hipona en el 395. Se dedica a compartir la vida de una comunidad monástica con su clero, hasta el día de su muerte que ocurre en el 430 en Hipona, después de haber escrito la Ciudad de Dios durante el asedio de Hipona por los vándalos. En este punto es importante destacar que San Agustín es considerado como el más importante teólogo de la iglesia católica, conocido principalmente por sus Confesiones que redacta hasta la muerte de su madre.

Atras Edit Delete