2262

Id:2262

Santo Niño de la Guardia
Rodríguez Carnero, José
Fecha: 1680
Download

19.712415
-99.20929
19.712415
-99.20929

Santo Niño de la Guardia
Rodríguez Carnero, José
1665-1725
Rodríguez Carnero fue hijo de Nicolás Rodríguez Carnero de Aguilar y Catarina de Sena. Su padre era medio hermano del jesuita Juan Carnero, quien había estado sucesivamente casado con Teresa de Contreras, Manuela de Ayala y, finalmente, con Gertrudis de la Rosa Zurita. Con las tres había procreado varios hijos. Se conoce también de los sinsabores que significó para él su matrimonio con Manuela de Ayala, ya que, cosa infrecuente en los testamentos, el pintor aprovechó esa oportunidad para expresar, en claro tono de queja, que en el tiempo de contraer dicho enlace no sólo no tenía capital alguno —“mas que tan solamente el crédito de mi arte”—, sino que su nueva esposa “vino al matrimonio sólo con su cuerpo y para adornarlo fue preciso remitirle ropa mujeril” (de su anterior esposa), y que se vio precisado a alimentar “a la susodicha, a sus padres, hermanos y parientes” gastando en su manutención y cuidados más de 20 mil pesos (una verdadera fortuna para la época), cantidad que —dice— “adquirí a mi industria y trabajo en diferentes obras que se ofrecieron en este tiempo”. Por último, no obstante a haber quedado quebrado y lleno de deudas, quizá para asegurar el cuidado de los hijos, Rodríguez Carnero había contraído un tercer y último matrimonio con Gertrudis de la Rosa Zurita —en realidad el cuarto—, quien, pese a que tampoco llevó dote, no parece haberle causado más contratiempos. Rodríguez Carnero murió, ya anciano, en la dicha ciudad de Puebla, el 19 de septiembre de 1725, y fue enterrado al día siguiente en el templo de la Compañía.
No
SD
GUTIÉRREZ HACES, Juana. Pintura de los reinos: identidades compartidas: territorios del mundo hispánico, siglos XVI-XVIII, tomo 2. México: Banamex, 2008.

Museo Nacional del Virreinato
Mexico
Tepotzotlán
Mexico
Tepotzotlán
Mexicana

Cristológico
Imágenes devocionales
Salvador niño
N/A
N/A

Formato vertical. Color. Angel sostiene la cruz, lleva la corona de espinas y las heridas de crucifixión. A su lado izquierdo se observa una columna.

Cartela
Cristo
Terrestre / paisaje
Retrato secular y religioso
Sin donante
Inscripción
Tradición de la Iglesia
Columna
Corona de espinas
Cruz
Palma del martirio
Edad: adolescencia-Juventud
Escena: simple
Género masculino
Personaje individual
Personajes: Sagrados


La cultura barroca es gestual. El gesto complementaba la comunicación visual con gestos de oralidad, de modo que las pinturas “hablaban”. La siguiente información trata de reconstruir la cultura gestual quirológica y quironómica a partir de los tratados y de las frecuencias gestuales en la pintura colonial.

2587 anonimo hombre sanchez navarro s.xviii mx copia 00 Objetos en las manos
0862 anonimo sor ana mar%c3%83%c2%ada de san francisco y neve xviii mx copia 01 Posición: de Pie
N/A
N/A
N/A
Ángel de la guarda
2016-02-13
2016-02-13
2016-02-13
No

La devoción al Santo Ángel de la Guarda o Ángel Custodio surgió fundamentalmente en el siglo XVI, en la época de la Contrarreforma. Sin embargo, sólo hasta el siglo XVII fue proclamada oficialmente por el Papa Clemente X. Según fue planteado por la iglesia, a todos los hombres (fuera de Jesucristo) desde el momento en que nacen del vientre de su madre y entran en el mundo terrenal, cuentan con la ayuda de un ángel particular; el cual tiene la misión de cuidar, vigilar y defender al hombre de todos sus enemigos. Igualmente, y como lo sugiere Pedro de Rivadeneira, este ángel fue considerado como tutor y guía que se le otorga a un niño, para formar sus costumbres y alumbrar su entendimiento. Así como para librarlo de los peligros del alma y del cuerpo en cada instante de su vida. De otro lado, a este ángel se le confiere el poder para asistir al hombre en el momento de su muerte y librarlo de las posibles penas del purgatorio. La Iglesia Católica celebra la fiesta de los ángeles custodios el 2 de Octubre.

Atras Edit Delete