3930

Id:3930

Sagrado Corazón
Herrera, Miguel de
Fecha: 1759-1780
Download

19.47695
-99.140625
19.47695
-99.140625

Sagrado Corazón
Herrera, Miguel de
1759-1780
1729-1780 La Laguna, 1696 – México, 1765 Pintor Aunque la mayor parte de su carrera se desarrolló en México, recientemente se ha confirmado que Miguel Melchor de Herrera nació en San Cristóbal de La Laguna en 1696 y que en 1712 tomó el hábito agustino en el Monasterio del Espíritu Santo. Allí pudo formarse junto a otros religiosos de la Orden dedicados a labores artísticas, como fray Miguel Lorenzo. No obstante, la huella de esta posible etapa de aprendizaje resulta, hasta donde se sabe, irrelevante en su catálogo, pues ha de valorarse esencialmente como un pintor virreinal. En 1719 llegó a Nueva España y pasó a estar adscrito a la provincia del Santísimo Nombre de Jesús, de la Orden de San Agustín. Su catálogo incluye retratos y obras de tema religioso, algunas firmadas y fechadas en las que hizo constar su condición de fraile agustino. Aunque no debió regresar a las Islas, pudo mantener el contacto a través de su familia de sangre y de su familia espiritual. Varias pinturas suyas de la década de 1740 conservadas en Canarias podrían valorarse en este sentido: catorce cuadros, de una presunta serie de quince, sobre la vida de la Virgen en colecciones particulares, en la Ermita de San Amaro del Puerto de la Cruz y en la sede del Consejo Consultivo de Canarias, en La Laguna; y dos pequeños medallones en la Iglesia de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife. A partir de 1753, año de su fundación, fray Miguel de Herrera perteneció a la primera Academia de Pintura de México. Su producción está documentada hasta 1765.
No
01 Óleo sobre tela
VARGAS LUGO, Elisa, et al. Parabola Novohispana. Cristo en el arte virreinal. México: Banamex, 2000.

Colección Daniel Liebsohn
Mexico
México DF
Mexico
México DF
N/A

Alegorías y Emblemas
Alegorías al corazón
N/A
N/A
N/A

Al centro dentro de un gran resplandor de llamas, el corazón de Jesús con la cruz en la arteria superior ceñido con la corona de espinas y con la herida sangrante. A la izq., alrededor de los bordes del corazón salen 22 espadas que terminan en pequeños

Eucaristía
Alegoría
Ángeles
Corazón
Dios
Filacteria
Escenario Simbólico
Visiones y milagros
Sin donante
Cinta
Tradición de la Iglesia
Corazón
Corazón flameante
Corona de espinas
Cruz
Esfera
Espíritu santo
Flechas
Llaga
Llama de fuego
Paloma
Triángulo equilátero
Edad: adulto
Edad: Anciano
Escena: compuesta
Género femenino
Género masculino
Personaje colectivo
Personajes: Sagrados


La cultura barroca es gestual. El gesto complementaba la comunicación visual con gestos de oralidad, de modo que las pinturas “hablaban”. La siguiente información trata de reconstruir la cultura gestual quirológica y quironómica a partir de los tratados y de las frecuencias gestuales en la pintura colonial.

60 ql3 06 15209 copia 60 QL3 06 QN3 XX Indico-Indigitat (Señalo) - Gesto de mando, orden, indicar, reprender, advertir.
18 ql2 18 data 4483 captura copia 18 QL2 18 Data Fide promitto (Comprometo mi fe) - a pesar de dificultad, confirman compromiso, tregua, promesa.
N/A
N/A
N/A

Atras Edit Delete